Cocinar con limones

Limones en conserva

Los limones o limas en conserva son un ingrediente de la cocina tradicional marroquí. Su función es la de proporcionar a los platos un sabor sutil y aromático, a la vez que conservar un alimento fresco por varias semanas.

 Para disponer de unos limones o unas limas en conserva se necesitan unas cuatro semanas de reposo, tras este macerado, dos fuertes ingredientes, el ácido del limón y la áspera salmuera, se conjugan y se convierten en un gran aderezo y acompañamiento de platos de carne, pescado, pastas y también vegetales.


Limones en conserva

Ingredientes:

  • 12 limas o 6 limones de cáscara fina (esto depende del tamaño del envase)
  • 125 gr. de sal gruesa
  • 5 hojas de laurel
  • 1 cucharada sopera de bayas de pimienta negra
  • Canela en rama
  • Clavos de olor
  • Aceite de oliva
  • Zumo de limón o lima para rellenar

 

Elaboración:

Lava bien las limas retirando la capa de cera que puedan tener. Corta los cítricos en gajos sin llegar a separarlos y retira las pepitas.

Cubre el fondo de un tarro de cristal esterilizado con sal gruesa, dispón las limas espolvoreando sal, unos granos de pimienta, unas 6 - 8  ramitas de canela en rama, una cucharada de clavos y laurel. Una vez introducidos todos los cítricos, rellena con el zumo y con aceite de oliva (unos 60 mililitros).

Agita bien el tarro y deja reposar a temperatura ambiente, en un lugar fresco y alejado de la luz, durante cuatro semanas aproximadamente. Agita el tarro de vez en cuando durante este periodo.

Antes de utilizar los cítricos en conserva conviene enjuagarlos ligeramente, entonces puedes utilizar la piel para tus elaboraciones culinarias, la pulpa o los gajos enteros, si los pasas por la plancha resultarán un delicioso acompañamiento (paladares sensibles con moderación).


Crema de limón sin azúcar

 

Crema de limón

Ingredientes:

  • 1/2 taza de mantequilla
  • 3 cucharadas de edulcorante líquido
  • 1/2 taza de jugo de limón fresco
  • 1/4 taza de  ralladura de limón
  • 6 yemas de huevo

 

Elaboración:

Comienza por derretir la mantequilla en un sartén a fuego lento. Luego retira la sartén e introduce rápidamente la cantidad necesaria de edulcorante líquido, jugo de limón y también ralladura de limón. No olvides revolver por unos pocos minutos hasta que todos los ingredientes se encuentren completamente uniformes.


Agrega las yemas de huevo, vuelve a mezclar y coloca la sartén nuevamente al fuego. Utiliza una temperatura baja y revuelve constantemente para unificar todos los sabores.


 Debes cocinar la crema hasta que se comience a espesar.


Cuando logres la consistencia buscada, retira del fuego, deja enfriar por unos minutos y coloca la preparación en un un recipiente atractivo para lograr una buena presentación.


Lleva a la heladera por una hora aproximadamente.


 

 

Pollo al limón

 

Pollo al limón  

 

Ingredientes:

  • 4 pechugas de pollo
  • 3 limones
  • 4 cucharadas soperas de salsa de soja
  • 100 ml. de vino blanco
  • Pimienta negra
  • 4 dientes de ajo
  • 4 cucharadas pequeñas de azúcar
  • 1 cucharada pequeña de maizena
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

 

Elaboración:

Lava los limones y pélalos retirando la piel sin la parte blanca y haz una juliana que servirá para presentar el plato y tomarlo quien lo desee. Exprime después los limones.


Mezcla el zumo de limón, el vino, la salsa de soja, pimienta negra y sal. Emulsiona y reserva.


Pon un poco de aceite en una sartén y fríe la juliana de limón. Retírala depositándola sobre papel absorbente y reserva.


En la misma sartén dora las pechugas de pollo previamente salpimentadas. Cuando estén doradas de forma uniforme, riega con la marinada de limón, reduce el fuego y espolvorea el azúcar y la maizena. Mezcla bien y deja cocer daldo la vuelta a las pechugas de vez en cuando.


Procura que el pollo no se haga en exceso, pues ya sabemos que las pechugas pueden quedar muy secas. La salsa deberá quedar ligeramente gelatinosa.


 

 

Sorbete de limón

 

Sorbete de limón

Ingredientes:

  • 4 limones grandes (el equivalente a 1 vaso de zumo)
  • 200 gr. de azúcar
  • 1/2 l. de agua
  • 2 claras de huevo
  • La piel rallada de un limón
  • Una pizca de sal

 

Elaboración:

Pon a cocer el agua con el azúcar, no muevas con la cuchara. Cuando empiece a hervir, deja cocer durante 10-12 minutos. Mientras tanto, ralla la piel de un limón y haz zumo de los cuatro limones.

Cuando el almíbar esté listo, déjalo enfriar y entonces mézclalo con el zumo de limón y la piel rallada. Introduce en el congelador hasta que empiece a congelarse. Entonces monta las claras a punto de nieve con el pellizco de sal y mézclalas con el semi-granizado.

Vuelve a introducir el recipiente en el congelador hasta que se congele. En el momento de servir, retira unos minutos antes del congelador, raspa el sorbete de limón y sírvelo en copas acompañado de unas rodajitas de limón para decorar.



Tarta de limón

 

Tarta de limón

Ingredientes:

  • 300 gr. de galletas
  • 75 gr. de mantequilla
  • 500 ml. de nata
  • 500 ml. de leche
  • 150 gr. azúcar
  • La piel de un limón

 

Elaboración:

Empieza preparando la base de galleta de la tarta, para ello, tritura las galletas con la mantequilla y el jengibre rallado si decides ponerlo. Seguramente utilizarás un utensilio eléctrico para triturar las galletas, como la Thermomix u otro tipo de robot, así que la mantequilla se ablandará con la temperatura, pero si tienes que hacerlo a mano, ten la mantequilla a temperatura ambiente.

Cubre la base de un molde redondo desmoldable (o demontable) con papel vegetal, vierte las galletas trituradas y presiónalas haciendo una base homogénea y bien prensada. Reserva en el frigorífico para que la mantequilla se vuelva a endurecer.

Pon en un cazo la nata, la leche, el azúcar y la piel de limón. Ponlo a calentar hasta que llegue a hervir, en ese momento añade el agar agar, mezcla bien con las varillas, baja el fuego y deja cocer un minuto más. Después retira el cazo del fuego y deja templar.

Cuela este preparado o retira la piel de limón. Si te hubiera quedado algún grumo de agar agar es preferible colarlo, pero si te han quedado muchos grumos, tritura con la batidora para que se disuelva y cuaje bien la tarta.

Vierte la nata cocida cuando esté casi fría sobre la base de galletas, deja enfriar completamente e introduce el molde en el frigorífico durante unas horas, hasta que esté totalmente cuajado y bien frío.